Etiquetas:

Habilitando las extensiones de virtualización de hardware VT en BIOS

La virtualización es un método rápido, cómodo y seguro para ejecución de software, especialmente para testeo como vimos en las pruebas con Windows 10. Requiere un cierto nivel hardware de la máquina pero es un recurso tecnológico muy valioso utilizado desde los años 60 para virtualizar hardware, software, sesiones de usuarios, dispositivos de almacenamiento o redes, y que ha tomado impulso en los últimos años como componente fundamental en infraestructuras de computación en nube.
Si su uso es claro a nivel de servidores y redes, también podemos emplearlo en nuestras máquinas de usuario, PC de sobremesa o portátil de cierta potencia. Para ello, las CPUs modernas incluyen características de virtualización de hardware que ayudan a acelerar aplicaciones de máquina virtual como VirtualBox, VMware, Hyper-V, y otras.
En procesadores AMD, la característica se denomina AMD-V y está activada por defecto en modelos compatibles. Con procesadores Intel es diferente y lo habitual es que el Intel VT-x venga desactivada por defecto, provocando errores a la hora de utilizar aplicaciones de virtualización como el típico que ves en la imagen siguiente:

  1. Reinicie el equipo físico y presione Del/F2/F10... para acceder a la configuración de la BIOS antes de que se inicie el sistema operativo principal.

  2. Seleccione Prestaciones Avanzadas de la BIOS y presione Enter:
    Select Advanced BIOS Features

  3. En la ventana Prestaciones Avanzadas de la BIOS, seleccione Características de la CPU y presione Enter:
    Select CPU Feature

  4. En la ventana Prestaciones de la CPU, compruebe que Tecnología de Virtualización (Virtualization Technology) está habilitado. De no estarlo, seleccione Tecnología de Virtualización y presione Enter:
    Make sure that Virtualization Technology is enabled

  5. En la ventana emergente, seleccione Habilitada y presione Enter:
    Select Enabled

  6. Ahora la característica de virtualización del hardware ya está habilitada. Guarde la configuración, salga de la BIOS 
  7. y apague (no reinicie!) el equipo del host. La configuración sólo se aplicará una vez haya iniciado el host de nuevo.

Habilitar Intel VT-x

La solución es sencilla y pasa por entrar en la BIOS del equipo o en la configuración del firmware UEFI habitual en equipos nuevos desde Windows 8. En cualquiera de los casos solo es cuestión de activar esta característica VT-x Intel. Como la interfaz de BIOS y UEFI son diferentes en cada placa, es difícil decir donde encontrarás esta función pero habitualmente la encontrarás en las pantallas de “Chipset”, “Northbridge”, “Advanced Chipset Control”, “Advanced BIOS”, “Security” o “Advanced CPU Configuration”.
Busca directamente por “Intel VT-x” o por denominaciones como “extensiones de virtualización” o “tecnología de virtualización de Intel”. En algunos casos (pocos) el fabricante ha bloqueado la función por lo que tendrás que buscar una actualización de la BIOS/UEFI específica para tu placa o preguntar en la página de soporte. Directamente no podrás utilizar esta función en procesadores antiguos que no lo incluyan.
Virtualización

0 Deja tu comentario:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario para mejorar el contenido y compártelo